Sesiones IndividualesLas sesiones individuales de yoga son totalmente personalizadas, pensadas para que el protagonista seas tú. Tanto si quieres mejorar algún aspecto de tu práctica, como si tienes alguna limitación que te impide seguir una clase de yoga al uso o simplemente quieres una clase que sea exclusiva para ti, aquí estoy para acompañarte en tu viaje…

A menudo no nos atrevemos a prestarnos la atención que necesitamos, dejamos que sean otros los que nos digan lo que tenemos que hacer, lo que nos viene bien… ¿Te lo has planteado alguna vez? Quizá ya sabes lo que realmente necesitas, pero no te atreves a dártelo o aun así necesitas que alguien te ayude a descubrirlo… A través de la práctica del yoga podemos averiguar qué necesitamos realmente. No siempre es fácil verlo en clases colectivas donde el profesor a penas nos puede prestar unos minutos, sin embargo, en las clases individuales toda su atención es para ti.

Tengas limitaciones físicas o no, las clases individuales siempre suponen un gran autodescubrimiento… Las sesiones son 100% personalizadas, cada día son diferentes porque cada día nos encontramos de una manera diferente. Los aspectos que más trabajamos suelen ser la respiración, la vuelta a la calma, mejora postural, mejora de la práctica, alivio de tensiones, y, sobre todo, la auto escucha para llegar a conocernos un poco mejor y poder actuar en consecuencia. Las sesiones individuales tienen un corte «terapeútico» aun más marcado que las clases colectivas, puesto que están totalmente enfocadas a ti y tu bienestar. Desde el yoga es posible aliviar tensiones y mejorar el equilibrio personal .

Las sesiones individuales de yoga también se pueden personalizar y llevar a cabo para dos personas a la vez. Es importante que ambos individuos tengan objetivos similares. Esta modalidad puede restar atención al alumno, pero resultar una práctica muy enriquecedora, compartir es vivir… Si bien es cierto, esto sólo es posible si ambas personas se conocen y están de acuerdo en hacer las sesiones conjuntas.

Tarifas

¡Te espero!