Cuando empecé la formación de yoga hace ya unos años, no tenía ni idea de dónde me estaba metiendo… jeje… Se me pasaba cualquier cosa por la cabeza, salvo que el yoga era una de las mejores herramientas de autoconocimiento que conozco… No, no siempre es fácil ver lo que cada uno traemos con nosotros a la esterilla y menos evidente aún, reconocerlo y usarlo para nuestro propio beneficio en lugar de verlo como una carga enorme…

Sin embargo, poco a poco, dando tiempo, espacio y cariño, parece que cada uno vamos encontrando nuestro lugar, nos vamos descubriendo y disfrutando cada vez más del viaje.

En este periplo personal, yo he descubierto el Yoga Nidra, una práctica que me tiene completamente fascinada. Yoga Nidra me invita a seguir indagando sobre mí, escucharme profundamente desde el más absoluto respeto y dejar todo exigencia de lado… Hasta aquí, puede ser común a cualquier otro estilo de yoga o meditación, pero lo que más me gusta, es que lo hacemos tumbados, desde el descanso…

A mi entender, la práctica de yoga nidra es la práctica de la aceptación y del dejar ir por excelencia, pues nos invita a observar y nos enseña a soltar desde la calma y la quietud, dejando que el cuerpo se relaje por completo en Shavasana (la postura del cadáver). Esta postura es sabida como una de las más difíciles, pues nos encanta movernos y nos cuesta mucho estar quietos… Ya no sólo física, sino mentalmente, jeje (¿te suena?)…

Practicado yoga nidra, me he dado cuenta, entre otras cosas, del cansancio que había acumulado mi cuerpo en los últimos tiempos. Aunque cada práctica es diferente, me maravilla cómo mi cuerpo se va abriendo al descanso profundo y al dejar ir…

¿Y tú? ¿Has practicado alguna vez?

Si aun tienes dudas, y quieres saber más sobre el Yoga Nidra…

¿Qué es Yoga Nidra?

¿Quieres empezar a practicar ahora?

Te invito a que visites Nidra e la Luna para ver las opciones que ofrezco online. Podrás hacer sesiones por tu cuenta desde Spotify o iVoox o unirte al grupo de los Miércoles de Nidra

Nidra en la Luna

Aperitivo… 😉

Aquí te dejo un aperitivo de Yoga Nidra….